POSESIÓN MESA DIRECTIVA 2016

CASTRO HENAO JUAN SEBASTIÁN

Informe de gestión 

Mi participación en lo público tiene como base la búsqueda permanente de elementos de juicio y valor que sirvan a la construcción de mejores acuerdos. Durante estos meses de trabajo la Corporación ha aprobado importantes Acuerdos Municipales, los cuales influyen positiva o negativamente en el desarrollo de la Administración, el territorio y las comunidades. Reconozco el trabajo realizado por Administración Municipal frente a programas de carácter social, con los cuales siempre he expresado mi aceptación y voluntad de participar.

En este sentido, como concejal apoyé la actualización del subsidio familiar de vivienda para el proyecto Villa Camila, buscando favorecer a la continuidad que integra este proyecto en su etapa final; defendí la reorganización de las Empresas Sociales del Estado, situando la fusión por absorción como la alternativa número uno ante la necesidad inmediata de reorganización de los hospitales públicos; y aprobé que se ampliara el objeto social de la empresa SOMOS Rionegro S.A.S, entendiendo que este acuerdo permitía darle un mayor campo de acción y operación y evitar así su posible liquidación.

Adicional a ello, fui uno de los ponentes del Acuerdo 012 que autoriza comprometer vigencias futuras, con el propósito de garantizar los recursos necesarios para proveer condiciones de bienestar a los animales atendidos en el Centro Integral De Bienestar Animal (CEIBA) y participamos como ponentes ante el Acuerdo 016, que adopta el plan decenal de educación 2016 – 2026 buscando que la educación en Rionegro logre ser de calidad, incluyente y participativa.

En contraste con lo antes dicho, me encuentro con ingentes diferencias frente al Gobierno y en determinados proyectos, mi postura ha sido crítica. Frente al acuerdo que conjugó la aprobación de las Zonas de Estacionamiento Regulado (ZER), para la votación me retiro como forma de protesta; este proyecto de acuerdo tuvo modificaciones sustanciales que excluían las personas que en un principio habían sido participes en la construcción del proyecto final. El acuerdo que promovió las ZER fue aprobado inesperadamente sin tener presente a los actores más importantes.

Respecto al debate que se realizó en torno a la enajenación de bienes fiscales, manifesté insistentemente la inconformidad con la iniciativa del ejecutivo. Nos opusimos con argumentos a la enajenación de lotes como los de la llamada Laguna Azul y lo que hoy se conoce como el Centro de Convenciones; vemos por parte de la Administración Municipal una búsqueda acelerada de vender predios que resultan estratégicos dentro del territorio y perdemos la oportunidad de usarlos en espacio público efectivo o ambiental.

Por otro lado, de conformidad con las atribuciones de los Concejos Municipales como Corporados ejercimos control político y evaluamos la gestión de la Secretaría de Salud e Inclusión Social, Planeación, Servicios Administrativos y Desarrollo Económico. Igualmente se efectúa control por parte de la corporación sobre INCAROSA S.A.

Frente a la Evaluación y seguimiento al Plan de Ordenamiento Territorial, en reiteradas ocasiones expuse la necesidad de mejorar los indicadores de espacio público efectivo en el área urbana, en el sentido que, existe déficit en este indicador, en especial en los sectores urbanizados.

Por último, la realidad del avalúo catastral y las tarifas del impuesto predial, tienen con gran inconformidad a la población Rionegrera. En nuestro análisis encontramos que es posible diseñar una tarifa más social acorde con las realidades socio-económicas de la población. En este punto hemos sido activos, buscando que la Administración y el Concejo Municipal recapitulen este tema para mejorar el acuerdo que reglamenta las tarifas del impuesto predial.